Bubangos al sol

15.9.06

Historias prohibidas
Hace un tiempo, Salsa me prestó un libro, "Las historias prohibidas de Marta Veneranda" (Sonia Rivera Valdés, Nueva York, 2001). Leerlo fue como mirar a través de la mirilla de una puerta los detalles de un inmenso secreto. Eso sí, era una mirilla de objetivo telescópico, capaz de precisar las pasiones más desestabilizantes por puras y porque se presentan como confesiones de los propios protagonistas, completamente expuestos ante su propio desmantelamiento de códigos emocionales.Toda la gente que conozco tiene una historia prohibida que contar. No todos me la han contado, pero están latentes. Yo he contado varias veces las mías, a varias personas diferentes que a su vez puede ser que confesaran las suyas. Da placer saber que todos estamos rodeados de historias salvajes que nos desvinculan de la cotidianeidad y de la imagen construida. Cuando una historia prohibida se descorcha, la imaginación se llena de burbujas y los ojos de un brillo oscuro y sensual. Abres entonces tu propio libro de entrevistas, te conviertes en Marta Veneranda y empiezas a dar forma al increíble relato de la vida fielmente vivida.

7 Comments:

  • Hola,

    Es cierto, todos tenemos una historia prohibida, algun dia recopilare las que conozco, las publicare y todo el mundo me odiara como a Truman Capote.

    *;)

    Asor es salsa

    By Anonymous Anónimo, at 3:16 p. m.  

  • Es cierto, percatarse de que todo el mundo atesora secretos inconfesables y que todos, absolutamente todos, al menos una vez rompieron todos los códigos imperantes, es fascinante. Algunos, como yo, seguramente mas de una vez...

    By Blogger El detective amaestrado, at 3:32 p. m.  

  • Y a veces los códigos no son esquemas externos, sino internos, lo cual resulta más vertiginosamente infranqueable.
    Por cierto, Salsa, si contar ciertas historias me sirviera para llegar a escribir como Truman Capote, no me importaría que me odiaran... ;) jejeje

    By Blogger Estefanía, at 9:11 p. m.  

  • Creo que ciertos secretos morirán conmigo... confieso que he vivido ;)

    By Blogger Óscar, at 1:02 p. m.  

  • todos tenemos un laberinto a cuestas, y todos vivimos algo... no creo en la superioridad moral, ni etica de nadie... lo cierto es que cada uno es un mundo y no hay porque entenderlo todo, ni esperarlo todo... la unica diferencia, es que algunas, como la que escribe van un poco desnudas por el mundo y con las ventanas abiertas. Y otras personas usan mejor el maquillaje, el escaparate, las palabras y los discursos altisonantes detras de los que se esconden y juegan a ser personas correctas y de bien...

    La etica, fundamental por otra parte, pero siempre que no te la apliques a tus propios actos cuando hablas con tu conciencia y no la eriges como bandera, para castigar y evangelizar al resto del personal, desde una fachda de doble moral, conformista, interiorizada a tal punto, que algunas personas hasta levitan como santos cuando andan por las calles...

    en fin, es sabado... y empeze a escribir...

    By Blogger Salsa, at 4:32 p. m.  

  • Y tanto...! A veces abrir a los demás tu "Caja de Pandora" personal y contar esa "historia prohíbida" es un poco traicionarse a sí mismo... no?

    By Anonymous injusticias cósmicas, at 3:58 p. m.  

  • eso depende de lo que entiendas por "prohibido"...
    ;)

    By Blogger Estefanía, at 9:31 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home