Bubangos al sol

7.9.06


El día que murió Copito de Nieve

En el número de Julio de National Geographic viene un fantástico reportaje sobre los osos panda gigantes. Cuentan que en China murió el año pasado uno de los osos panda más veteranos. No recuerdo su nombre. Sus exequias fueron mutitudinarias, y miles de chinos se acercaron a dar su último adiós al gran mamífero.Durante las vacaciones visité el Loro Parque (Tenerife) porque desde la última vez que estuve han incluido nuevas especies y atractivos. No soy muy aficionada a la cría de animales en cautividad para exposición ociosa, pero el Loro Parque lo considero una excepción, por razones que no tengo tiempo de explicar ahora.El caso es que miles de seres humanos se emocionaban ante el espectáculo de belleza salvaje de las orcas, los delfines y los gorilas. La pureza de los animales me enmudece, y no creo que ningún político catalán, por hablar de alguna otra especie, reciba los homenajes públicos que se rindieron a Copito de Nieve el día de su despedida del Zoo de Barcelona.

El día que murió Copito de Nieve no hubo toscos oportunistas de la especie de los buitres para arrimar el hombro en la foto. No hubo ratones catódicos de los que husmearon en los restos de la folclórica. Ni hubo manifestantes anti sistema y anti todo. El día que murió Copito de Nieve se dijo que Barcelona había perdido una parte que no se podía explicar, como quien pierde el recuerdo de un olor de la infancia, o una sonrisa futiva en el andén del metro.El día que murió Copito de Nieve, y el Oso Panda gigante, o el día que murió Rocco, el pastor alemán junto al que me crié, se siente una energía inexplicable que se desprende del suelo, irracional, como ellos, aunque mucho más pura que gran parte de la que gira a nuestro alrededor.

4 Comments:

  • Diana de nuevo, bubanga. Estuve este año en el Loro Parque y tienes razón, es otra cosa...En cuanto a Copito, este verano volví al Zoo de BCN, desde el 92 no había vuelto por allí, y me llenó de tristeza recordar que ya no estaba allí Copito. Y eso que cuando lo ví, me dió la espalda, pero bueno, parece que era una cuestión de carácter...

    By Blogger El detective amaestrado, at 10:50 p. m.  

  • Gracias, detective. La verdad es que, llegado el momento del peloteo, he de confesar que me encantó tu post sobre el corazón.
    Te leo a diario, y en Bubangos estás recomendado ;)
    El día que vi las orcas en el Loro Parque me saltaron las lágrimas. Luego me enteré que son animales depredadores, y aún así, me siguen pareciendo maravillosos y adorables. Para mí, los depradores de verdad son otros.

    By Blogger Estefanía, at 9:17 a. m.  

  • Gracias por todo eso...Que bueno que te gustara aquel post, lo escribí casi de corrido, las manos se iban solas.
    A mi me encanta tu sensibilidad a la hora de escarbar en las cotidianeidades.

    By Blogger El detective amaestrado, at 11:25 a. m.  

  • He caído aquí por casualidad y me ha gustado mucho lo que he leído. Si te gustan los parques zoológicos te recomiendo el de Fuengirola (Málaga). Yo estube este verano y es "diferente".
    Saludos.
    "Pecadito-Prades"

    By Anonymous Anónimo, at 3:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home