Bubangos al sol

10.1.06


The eternal sunshine of the spotless mind
El otro día vi The eternal sunshine of the spotless mind.... una curiosa película que ha sido puerilmente traducida como "Olvídate de mí". Junto con la magistral Match Point se convierte en el pedazo de celuloide que más me ha hecho temblar en los últimos meses. Jim Carrey y Kate Winslet interpretan con muy buenas artes una historia sobre el complejo tejido del amor, sobre la naturaleza humana y sobre su vulnerable condición. Además de contar con una banda sonora pequeña, pero cuidadísima (basta decir que aparece Beck interpretando "Everybody's Gotta Learn Sometimes" y vuelvo a estremecerme de gusto), tiene The eternal sunshine como escenario algo que parece Nueva York, una trama aprentemente enloquecida y un desenlace para enmudecer la mente...
Después de esto, solo espero que llegue cuanto antes Brokeback Mountain para deberme al dios del celuloide por los siglos de los siglos...